Share Button

Cada día estoy más convencido que los blogs donde se dan consejos, como por ejemplo este, son para leer, fruncir el ceño, cerrar los ojos y pararte a pensar por ti mismo.

Cansado de leer artículos en los que todo el mundo decía cuáles eran los mejores días y horas para publicar contenidos en todo tipos de canales decidí llevar un poco la contraria porque si seguía esos consejos tendría que estar publicando 24 horas al día.

The Long Good Read, Front 2

Cuando lees consejos de páginas como esta debes decidir si las experiencias compartidas son aplicables a tu caso o si, por el contrario, aunque te guste la idea debes buscar la manera que más se adapte a tu proyecto.

Llevo publicando más de un mes todos los días a las 22.22, el tiempo suficiente para saber exactamente que días podría dejar de publicar, ya que, en base a los días de menor actividad en mi blog.

¿Cómo sé que días podría dejar de publicar?

Tan sólo con seguir las métricas del blog y comparar las estadísticas durante las últimas semanas en las que he publicado todos los días puedo saber que días no importaría que publicase o no. Si haces la prueba verás que, curiosamente, suelen coincidir los días con mayor actividad cada semana. Eso sí, siempre con alguna excepción a tener en cuenta que más adelante comentaré.

Prueba las cosas por ti mismo/a.

Esta muy bien que alguien te cuente las cosas y comparta sus experiencias pero no dejes que éstas sustituyan a las tuyas propias y prueba todo aquello que creas que te puede funcionar. Si no lo haces no sabrás si realmente te ha servido hacerlo o no.

¿Que cosas debes tener en cuenta a la hora de interpretar tus estadísticas?

1. Tu hora de publicación.

Si publicas a primera hora del día, las estadísticas de ese día seguramente tengan que ver con ese artículo, en cambio, si lo haces a última hora debes tener en cuenta que las estadísticas de esa publicación serán las del día siguiente. A veces la fecha que sale al lado de nuestro artículo nos puede cegar.

2. La viralización del contenido.

Analiza de donde vienen las visitas y ten cuidado si éstas dependen de que alguien con cierta influencia haya recomendado una publicación concreta pues podría no ser un patrón válido para analizar que días publicar o no.

3. La difusión de los contenidos.

Para poder analizar estos datos debes intentar hacerlo en las condiciones más parecidas posible, por tanto, compartir cada nuevo contenido en las mismas redes para conseguir datos lo más fiables.

¿Qué factores tienes en cuenta a la hora de elegir los días para tus publicaciones? ¿Tu tiempo libre, los lectores, las estadísticas…?

Y ahora, si una vez leído este artículo consigo que cierres los ojos y pienses por un momento como aplicarías esto a tu blog ¡habré conseguido el objetivo!

Share Button